domingo, 21 de mayo de 2017

Cuando se trata de decidir hay que tomar partido de la indecisión para arrinconar todas las variables en una mixtura unitaria que, al final, se confunde con el destino, con lo que sólo queda dejarse llevar. Este sabio consejo se lo oí a uno de los siete sabios de Grecia, el más escorado hacia los bordes del tablero, mientras hacía esfuerzos denodados por no jugar al siete rojo en la ruleta instalada en la gran nave de recreo que construyeron los astilleros de Pericles en el Pireo. El aconsejado no atinó sino a decir "Ozú, maestro, con la venia, yo no juego". Y los templos de Poseidón recibían sus sacrificios en la forma de cartas del bacarrá.

sábado, 20 de mayo de 2017

Hoy es San Pedro Celestino, ¿acaso la versión turca, y por tanto algo perversa, del Guardián de la (Sublime) Puerta del Paraíso? Esas serían las Delicias Turcas que Erdogan nos exporta para que al retozar en el más allá, sepamos quién es el dueño de los Estrechos pasos que conducen al cielo cristiano. Porque de todos es sabido que Turquía está en el bajo vientre de Europa y, ¿no es desde ahí de dónde se controlan los (otra vez, sí) Estrechos esfínteres que liberamos muchas veces en el Gran Paso a la Luz?
Consultad un calendario, consultad.

jueves, 18 de mayo de 2017

El trovador languidecía. Su dama ya no era fuente de inspiración para él. No entendía cómo había cesado el flujo amoroso que les unía en comunión espiritual. Pero fiel hasta la muerte, decidió que si el amor ya no era para él, viviría entregado a la guerra.

Entró en la compañía de un capitán de fortuna que por el camino pasó. Muchos lances le acompañaron pero en ninguno vio peligrar su vida. Empezaba a encanecer y el capitán le dijo con buenas palabras que más valía muerto que vivo.

Accedió entonces a un monasterio cercano, desempeñándose como monje lego y mientras ordeñaba a las cabras repasaba su vida, al ritmo sincopado de la leche que manaba de la ubre.

Comenzó a darse cuenta de que siempre le había faltado un verdadero ritmo interior, un pulso con el que sentirse en armonía y en paz. Repasando sus versos, no encontró nada que pudiera salvarse de la quema.

Entonces se sintió más libre y empezó, a escondidas, a chupar de la ubre de la cabra. Sintió que el espíritu del animal le poseía y desde esa noche durmió entre sus cabras, alegando la necesidad de protección del rebaño. Volvía a soñar, después de muchos años y creyó apaciblemente que el monasterio sería el lugar de sus últimos días.

La guerra, que ya no habitaba en su espíritu, pasó a morar en su paisaje vital y redujo a escombros su monasterio. La soldadesca dio buena cuenta de las cabras, después de violarlas.

Aquel trovador-soldado-monje languidecía y cuando murió, una pequeña cantidad de semen manchó su calzón. Quizá era un tributo que aún no había pagado a la música de las esferas, su último seno materno.

lunes, 15 de mayo de 2017

¿Qué se llevaría a una isla desierta un enfermo crónico? "Una industria farmacéutica".

sábado, 13 de mayo de 2017

En términos de política de andar por casa, el insomnio es la absolución del sueño porque te levanta la condena del despertador matutino. Que este sea un ejemplo de lenguaje falaz lo confirman sus consecuencias: si no quieres café, dos tazas.

martes, 9 de mayo de 2017

Los tontos embotellados saben mejor, porque cuando los bebemos sedientos siempre podemos pensar que estamos deglutiendo algún genio.

sábado, 6 de mayo de 2017

jueves, 4 de mayo de 2017

Tras una imprescindible reforma de la razón, emprendida por la generación de filósofos actualmente florecida, el negociado de la sinrazón vuelve a abrir al público. Horario de atención limitado: uno de cada dos latidos del corazón (porque más hubiera sido demasiado razonable).

lunes, 1 de mayo de 2017

Decían los ministros del XIX: " Dadme los reglamentos que desarrollan la ley y dejad al Parlamento que legisle". El reglamento es a la burguesía lo que la ley al monarca absoluto: la ocasión de mitificarse.