miércoles, 26 de abril de 2017

De cómo una esperanza retrospectiva no puede hacer que María Antonieta vuelva a ser María Antonia (Marie... Antoinette, el femenino de Antoine, Antonio), o el canal de la Mancha, canal de la Manga (canal de la Manche)...porque una vez lo fueron, en la mente y la palabra de entendidos, o al menos no legos en la francesa materia. El destino de esas palabras, y de tantas más, está marcado, como las cartas marcadas del juego. ¿Se harán así todos los repóker de ases? me pregunto.

viernes, 21 de abril de 2017

Las tinieblas son sólo el pretexto para que amanezca ...Y la única luz que no deslumbra es la del alumbrado nocturno. Entre estos dos extremos oscila nuestra luz interior.

martes, 18 de abril de 2017

domingo, 16 de abril de 2017

¿Qué nos preocupa en este momento? Como siempre, la vida nos ocupa y nos hace compartir momentos y encuentros en comuniones más o menos afiligranadas. Pero nuestra existencia ¿tiene algún resorte secreto? ¿Algo que nos impele a obrar y a cesar en cada parcela que roturemos? Dudo mucho que hollando, encontremos nada. Somos entelequias y bichos malos. Presuposiciones y realidades negras, muy negras. ¿Las unas nos llevan a las otras? Derivamos sin rumbo fijo entre la Escila del poder ser y la Caribdis del hacer o comprender. ¿Somos un haz cortado o abierto al infinito? Confieso que he vivido, y he vivido mal y he vivido bien, pero no sé mucho más.

miércoles, 12 de abril de 2017

"Y no estoy hablando de ningún tipo de santidad sino del pedestre caso de quien se encuentra modestamente luchando por la vida y reconoce en sus sufrimientos una forma de generosidad.

La lucha por la vida también podría ser reformulada como la lucha por la generosidad. ¿Será ese el camino?"

domingo, 9 de abril de 2017

- ¡Atiende!
- ¡Vooy!
Se oye a lo lejos.
- ¿Sí, dígame? No...no es aquí.
- ¿Quién era?
- Número equivocado.
Y María pensó en la bola de la ruleta de algún casino que había caído en el piso de abajo, donde los Peláez malvivían su jubilación chata y arrimada al brasero.
- Al menos que tengan la ilusión, pensó.