martes, 21 de noviembre de 2017

domingo, 19 de noviembre de 2017

Si Rossini hubiera venido a Madrid, habría escogido la fonda que había enfrente de mi casa, como casi todos los viajeros de cierto postín. Y hoy tendría un motivo más para graduar mis gafas al intentar leer la placa que el Ayuntamiento colocaría recordando su estancia. Gracias, Rossini por ayudarme a no recordar que veo cada vez peor con mis gafas! (Sabéis? El secreto de su música está en ocupar todas las oquedades del silencio para colmatar la sensibilidad y así lograr que su música inficione fácilmente nuestro cuerpo.)

ROSSINI NUNCA ESTUVO ALLÍ.
Y sí, Rossini vino a Madrid en la década de 1830 y compuso aquí su Stabat Mater, como reza la correspondiente placa del Ayuntamiento un poco más arriba de mi casa. Lo que hace no graduarse la vista...Rossini, no Cherubini.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Si pagamos nuestra libertad con cada día que pasa, eso significa que al morir redimiremos nuestra condena. Esa podría ser en síntesis la visión judeo-cristiana de la vida humana. ¿No sería mejor plantearnos tener un epitafio digno pero conciso y no tener que labrar en él los trabajos y los días? Si pagamos con unas horas, pongamos por caso, transformamos todo el resto de nuestro tiempo en cheque al portador de sosiego, paz e ilusiones. ¿Y la muerte? Bien se lame sola.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

sábado, 11 de noviembre de 2017

Es mejor tener al enemigo en casa. Tendrá derecho a una habitación (sin vistas) y colutorio gratis (para sus esputos recurrentes). Eso sí, deberá hacer todos los días la cama (para él, o algún otro) y la colada, los viernes. Las llaves de casa no se le dan.

jueves, 9 de noviembre de 2017

El ideal de la máquina humana sería que un cerebro sumergido en un cuerpo desplazase un volumen de aptitudes mentales que alcanzase a anegar todos los límites de la masa corporal total.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Lo que comunica el afecto es una forma de empatía que va viento en popa a toda vela, mientras que el lenguaje es, empáticamente, una suerte de mambo...adelante, atrás...