lunes, 18 de septiembre de 2017

Desambiguación: forma políticamente correcta de intentar llamar a las cosas por su nombre.

domingo, 17 de septiembre de 2017

La atención flotante psicoanalítica, es la técnica de escucha por parte del analista que consiste en prestar la misma atención a todo lo que dice el paciente. Yo me imagino a la pobre atención del analista, flotando en el proceloso mar del inconsciente del analizado, sin sumergirse nunca ni emerger tampoco demasiado. Así, es la clepsidra que permitirá medir, por ejemplo, el tiempo de reacción - a ojo de buen cubero -, del paciente.

sábado, 16 de septiembre de 2017



Los silencios de la vida

¿Qué silencio vamos a abarcar? ¿Cuánta monotonía podremos soportar? La unidad de la mente viene dada por sus silencios, sí, por la forma que tiene de guardar silencio a trechos.

A modo de pegamento que une los trozos dispersos y lanzados en todas direcciones, el silencio mental, en una suerte de definición negativa, recompone y da forma a la unidad de la mente.

Es una linde sin nombre que recorre todos los pensamientos, los más variados y procelosos. A modo de banda de gutapercha que une los distintos trozos en formas y figuras unitarias.

Por eso es tan difícil de conseguir. Hacer silencio en la mente requiere de muchos trabajos y penas. Pero no es tan difícil lograr microsilencios, hiatos, que son los que en forma microscópica, unen y suturan los pensamientos.

¿Lo que no es pensado, puede ser dicho? Es muy posible que no. Así, tenemos la impresión de que nuestro pensamiento fluye, de forma más o menos continua. Pero si no hubiera contraste entre dos pensamientos, ¿cómo los distinguiríamos? ¿Cómo podríamos hablar de pensamiento, pensamientos, sin hiatos entre ellos?

La función primordial de la palabra es vaciar, vaciar la materia que la recubre y dejar espacio para el silencio. Decir es no decir, en cualquier sentido. Decir es definir todo lo que no se dice.

La figura en la alfombra se produce por contraste con los huecos en su gestalt. Su binomio forma-no forma es lo que la define. El sentido viene por ahí, directamente. No hay sentido que no acarree su sinsentido correspondiente, y complementario.

Recorrer los caminos de la vida nos lleva a hacerlo con mucho cuidado de no pisar sus huecos, para no torcernos el tobillo del sentido. Los vivos no tienen sentido sin sus muertos y así ha sido siempre.

El espacio es libre, es libertad. El espacio entendido como vacío de alguna manera. La sutura es indispensable, ya lo hemos visto. Y el recorrido por la linde que lo diseña es el camino de la vida.

Y de la mente. Indistintamente. Porque toda vida es mental en algún grado. Y la materia viva es materia mental, tan liviana como sus silencios, sus hiatos y sus contrastes. La vida no sería si no se pudiera pensar.

Y así, ¿el silencio es también pensamiento, palabra, vida? Indudablemente. Es el correlato de todos estos significantes. Porque la corriente del silencio atraviesa todo lo viviente.

Y cada silencio es diferente. No hay indiferenciación de los silencios. El silencio contextualiza y vive por sus contextos. Así, cada silencio corresponde exactamente a un nodo mental o vital determinado.

Lo que ocurre es que no debemos diferenciar los silencios. Porque si lo hiciéramos, si lo intentáramos conscientemente, volveríamos al inicio de la rueda y tendríamos de nuevo que vernos con pensamientos, palabras y vida.

El juego de manos del silencio es ser lo que no es, de alguna manera. El silencio, tiene que ser silencioso para poder seguir siendo. Si hablara, moriría en el acto y nosotros pereceríamos con él.

La misión del silencio es jugar con la palabra, con el pensamiento, con la vida. Jugar, hacerles jugar, obligarles a jugar si fuera necesario. Porque de por sí, son tan serios todos ellos...

La verdadera faz del silencio es la del niño, del cachorro. Cuando está embebido en su juego primordial y no emite un ruido, probando con la pata el movimiento de la araña que se esconde.

El niño es la versión de bolsillo de nuestros silencios adultos. Pero no sólo eso sino que incorpora en su identidad infantil todas las virtualidades de nuestros adultos silencios. Sólo que es demasiado silencioso...

Sus gritos y rebuznos son una mera cortina de humo para ocultar su verdadero ser silente. El niño juega. Esa es toda su seriedad. Y nada le apartará de su camino. Tiene toda la voluntad del mundo y juega con ella.

Se lee en silencio. Bueno, no al principio. Hasta la Edad Media no se leyó en silencio. Porque es demasiado peligroso para el hombre embeberse de sí mismo. Ensimismarse es palabra fuerte.

Recorremos toda la disyuntiva de los silencios en la lectura. Hay pausas, momentos insensibles o por el contrario, muy sensibilizados, hiatos. El silencio ilustrado es la culminación del silencio de la mente.

Sólo en el sentido de trampa evolutiva, muchas veces. Porque ya nada puede romper ese coriáceo panteón de los silencios vivos que es un lector de libros. Hasta aquí hemos llegado, al fin del mundo conocido...

Aseguran algunos que el silencio es muerte. Es posible. La muerte es la contraparte de nuestras vidas, nuestra compañera ideal, y nuestro fin. Si los silencios fueran pequeñas muertes, cada uno de ellos comportaría una pequeña resurrección.

A no ser que negáramos la unidad del ser, la identidad. Y que estuviéramos formados de innúmeras entidades reunidas y abrochadas por los silencios correspondientes. Como bien pudiera ser.

Si así fuera, si la vida fuera una miríada de polvillos de vida dispersos por todas partes, no temeríamos a la muerte, pues cada muerte sería sustituida inmediatamente por una vida nueva en nuestras vidas macroscópicas.

Seríamos un tegumento de inmortalidades, bien dispuestas al sol que más calienta de la vida nuestra de cada día.

La percepción que tenemos de los silencios vitales es variada como no podía ser menos dada la variedad de experiencias y de vidas que nos componen y con las que estamos en contacto, permanentemente.

La situación se presenta, como un campo de batalla, con apariencia caótica y desorganizada, pero si nos fijamos con atención percibiremos unos hilos conductores y organizadores de todo el movimiento.

Es la vida que se renueva constantemente y que nos deja sin más, sin palabras y exhaustos.

viernes, 15 de septiembre de 2017

La duplicidad sólo es perfecta si vives en un mundo de dos dimensiones y eres un monigote de papel.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Tras la derrota en la guerra contra Prusia, en 1871, París se sublevó en la revuelta de la Comuna y permaneció sitiado durante varios meses por las tropas del gobierno francés.

Pronto se declaró la hambruna y, a pesar de que el movimiento era radical y de izquierdas, alguna porción de la burguesía pudo sacar tajada, pues se expendieron en los grandes restaurantes, a precio de oro, manjares tales como cuello de jirafa y trompa de elefante, procedentes del jardín zoológico.

Con posterioridad a su derrota, se reclamaron inspiradores de la revuelta tanto Marx como Bakunin. El primero hablaba de dictadura del proletariado y el segundo de insurrección anarquista.
No sé si habrían probado la trompa de elefante...

miércoles, 6 de septiembre de 2017

http://revistatarantula.com/los-sedimentos-la-verdad/
La única noticia digna de no ser impresa sería: "No hay más camino para andar". Si se imprimiera lo sería en la frente a fuego. Para que la leyese quien mirase al frente (todos habríamos cerrado ya los ojos).

domingo, 3 de septiembre de 2017

"El valor se le supone"... es un depósito que se convertirá fácilmente en un impagado, "sobre todo en los tiempos que corren", añadirá presto el depositario corriendo mientras huye del peligro.

Moraleja: No te sientes en un zarzal, si no quieres pasar por cobarde.

jueves, 31 de agosto de 2017

Oír es narrar (a tu voz interior) y narrar es oír (puedes ser tú el único auditorio, y entonces oyes a tu voz interior). La narración fluye por los oídos que pueda prestar el mundo. Y si el mundo es una narración, entonces la mejor representación del mundo es una gran oreja.

martes, 29 de agosto de 2017

Un poema anticiclón se encontró con un poema borrasca. ¡Qué vendaval! ¡Cómo arreciaba la escritura automática!

domingo, 27 de agosto de 2017

Breve nota divulgativa sobre la corea

El encuentro se prolongó durante años, la seguridad de sus vidas los volvía perennes. No faltaba nada para que llegasen las sucesivas primaveras. Y ninguno de sus otoños les interrumpió nunca el camino. Sus vidas cumplían una secreta función, la de reproducir la danza antigua griega, la corea, en el espacio de sus sagrados escenarios. Y así su ronda hizo contable al tiempo.

miércoles, 23 de agosto de 2017

En los días que vivimos, tal parece como si la libertad democrática fuera considerada como un salvoconducto para establecer una relación entre iguales que se reconocen el derecho a atacarse sin piedad, aunque con la ilusión inconfesa de no sobrepasar el límite de la destrucción de su mutua igualdad. Esa ilusión vana del sumo igualitarismo es la que conlleva la pérdida real de la libertad.

sábado, 19 de agosto de 2017

La secta de los hashisins (o de los asesinos) tuvo espantado a medio Islam durante cerca de dos siglos. Aparecía uno de ellos en un acto político, una audiencia de algún gobernante, y cuando este pasaba al lado suyo, se abalanzaba y lo asesinaba. Inmediatamente después se suicidaba. El modus operandi de los asesinos tenía inermes a los responsables de la seguridad, pues nada podía detenerlos.

Desaparecieron cuando se opusieron a un enemigo irresistible, los mongoles, que asediaron y conquistaron, una a una, todas sus fortalezas y atalayas.

El último jeque de los hashisins murió camino de Mongolia, pero se ocultó a uno de sus hijos en vistas a preservar la sucesión.

En el siglo XIX a un descendiente indirecto de aquel último hijo, el sha de Persia le concedió el título de Aga Khan. Hoy reina en las revistas de papel couché.

jueves, 17 de agosto de 2017

El olor a verano en una terraza, en el sur de Europa, es la verdad del verano. Aunque esté en el centro de una poblada ciudad. Da igual. Ese olor, decenas de veces macerado, de mediados de agosto, es el que nos hace volar al litoral más próximo, aunque esté a 400 kilómetros. Y hay que dar gracias, mil veces, a quien te ha invitado a salir de casa para visitar esa terraza.

Y así, una hamburguesa se convierte en caviar beluga o en un asado criollo, mejor. Humilde pero verazmente.

martes, 15 de agosto de 2017

La temporada se abría con un Sibelius de los primeros tiempos, para luego seguir con Schumann y Brahms. Ese verano, el festival no tenía los oropeles de otros años. La crisis económica se manifestaba en apuros de los patrocinadores y alguna que otra velada crítica a la orientación de la programación. Las orquestas más importantes titubearon ante el panorama que se les ofrecía. Sólo el prestigio acendrado del festival les impulsó a subir al cartel. ¿Qué pensaban los directores, los técnicos, los empleados? E la nave va...

Sin embargo, la soirée de apertura fue pródiga en pequeños acontecimientos que presagiaban un buen fin. Teníamos entre las manos el devenir próximo de la pequeña ciudad que nos acogía y que vivía en un 75% de los réditos de nuestro festival.

La afluencia de público fue buena, casi exagerada para los tiempos que corrían y el intendente general se frotó las manos.

No cabía otra loca esperanza sino otra noche de música. Y se oía, se oía en el sordo rumor del río.
Bachlein, bachlein (riachuelo, riachuelo)...¿quién demonios se olvidó de programar "La bella molinera"?

Pero el rumor del riachuelo prosiguió, incontable como el agua.

lunes, 14 de agosto de 2017

Un regalo es una transferencia que implica siempre una contratransferencia...una mano tendida.

domingo, 13 de agosto de 2017

sábado, 12 de agosto de 2017

http://revistatarantula.com/pensamiento/opinion/


Los silencios de la vida

¿Qué silencio vamos a abarcar? ¿Cuánta monotonía podremos soportar? La unidad de la mente viene dada por sus silencios, sí, por la forma que tiene de guardar silencio a trechos.

A modo de pegamento que une los trozos dispersos y lanzados en todas direcciones, el silencio mental, en una suerte de definición negativa, recompone y da forma a la unidad de la mente.

Es una linde sin nombre que recorre todos los pensamientos, los más variados y procelosos. A modo de banda de gutapercha que une los distintos trozos en formas y figuras unitarias.

Por eso es tan difícil de conseguir. Hacer silencio en la mente requiere de muchos trabajos y penas. Pero no es tan difícil lograr microsilencios, hiatos, que son los que en forma microscópica, unen y suturan los pensamientos.

¿Lo que no es pensado, puede ser dicho? Es muy posible que no. Así, tenemos la impresión de que nuestro pensamiento fluye, de forma más o menos continua. Pero si no hubiera contraste entre dos pensamientos, ¿cómo los distinguiríamos? ¿Cómo podríamos hablar de pensamiento, pensamientos, sin hiatos entre ellos?

La función primordial de la palabra es vaciar, vaciar la materia que la recubre y dejar espacio para el silencio. Decir es no decir, en cualquier sentido. Decir es definir todo lo que no se dice.

La figura en la alfombra se produce por contraste con los huecos en su gestalt. Su binomio forma-no forma es lo que la define. El sentido viene por ahí, directamente. No hay sentido que no acarree su sinsentido correspondiente, y complementario.

Recorrer los caminos de la vida nos lleva a hacerlo con mucho cuidado de no pisar sus huecos, para no torcernos el tobillo del sentido. Los vivos no tienen sentido sin sus muertos y así ha sido siempre.

El espacio es libre, es libertad. El espacio entendido como vacío de alguna manera. La sutura es indispensable, ya lo hemos visto. Y el recorrido por la linde que lo diseña es el camino de la vida.

Y de la mente. Indistintamente. Porque toda vida es mental en algún grado. Y la materia viva es materia mental, tan liviana como sus silencios, sus hiatos y sus contrastes. La vida no sería si no se pudiera pensar.

Y así, ¿el silencio es también pensamiento, palabra, vida? Indudablemente. Es el correlato de todos estos significantes. Porque la corriente del silencio atraviesa todo lo viviente.

Y cada silencio es diferente. No hay indiferenciación de los silencios. El silencio contextualiza y vive por sus contextos. Así, cada silencio corresponde exactamente a un nodo mental o vital determinado.

Lo que ocurre es que no debemos diferenciar los silencios. Porque si lo hiciéramos, si lo intentáramos conscientemente, volveríamos al inicio de la rueda y tendríamos de nuevo que vernos con pensamientos, palabras y vida.

El juego de manos del silencio es ser lo que no es, de alguna manera. El silencio, tiene que ser silencioso para poder seguir siendo. Si hablara, moriría en el acto y nosotros pereceríamos con él.

La misión del silencio es jugar con la palabra, con el pensamiento, con la vida. Jugar, hacerles jugar, obligarles a jugar si fuera necesario. Porque de por sí, son tan serios todos ellos...

La verdadera faz del silencio es la del niño, del cachorro. Cuando está embebido en su juego primordial y no emite un ruido, probando con la pata el movimiento de la araña que se esconde.

El niño es la versión de bolsillo de nuestros silencios adultos. Pero no sólo eso sino que incorpora en su identidad infantil todas las virtualidades de nuestros adultos silencios. Sólo que es demasiado silencioso...

Sus gritos y rebuznos son una mera cortina de humo para ocultar su verdadero ser silente. El niño juega. Esa es toda su seriedad. Y nada le apartará de su camino. Tiene toda la voluntad del mundo y juega con ella.

Se lee en silencio. Bueno, no al principio. Hasta la Edad Media no se leyó en silencio. Porque es demasiado peligroso para el hombre embeberse de sí mismo. Ensimismarse es palabra fuerte.

Recorremos toda la disyuntiva de los silencios en la lectura. Hay pausas, momentos insensibles o por el contrario, muy sensibilizados, hiatos. El silencio ilustrado es la culminación del silencio de la mente.

Sólo en el sentido de trampa evolutiva, muchas veces. Porque ya nada puede romper ese coriáceo panteón de los silencios vivos que es un lector de libros. Hasta aquí hemos llegado, al fin del mundo conocido...

Aseguran algunos que el silencio es muerte. Es posible. La muerte es la contraparte de nuestras vidas, nuestra compañera ideal, y nuestro fin. Si los silencios fueran pequeñas muertes, cada uno de ellos comportaría una pequeña resurrección.

A no ser que negáramos la unidad del ser, la identidad. Y que estuviéramos formados de innúmeras entidades reunidas y abrochadas por los silencios correspondientes. Como bien pudiera ser.

Si así fuera, si la vida fuera una miríada de polvillos de vida dispersos por todas partes, no temeríamos a la muerte, pues cada muerte sería sustituida inmediatamente por una vida nueva en nuestras vidas macroscópicas.

Seríamos un tegumento de inmortalidades, bien dispuestas al sol que más calienta de la vida nuestra de cada día.

La percepción que tenemos de los silencios vitales es variada como no podía ser menos dada la variedad de experiencias y de vidas que nos componen y con las que estamos en contacto, permanentemente.

La situación se presenta, como un campo de batalla, con apariencia caótica y desorganizada, pero si nos fijamos con atención percibiremos unos hilos conductores y organizadores de todo el movimiento.

Es la vida que se renueva constantemente y que nos deja sin más, sin palabras y exhaustos.

jueves, 10 de agosto de 2017

Cuando trazamos círculos andamos cerca de la ficción que se caracteriza por no avanzar por el camino de la realidad. Desde el punto de vista de la realidad, la ficción no cubre un recorrido temporal. Cuando se inicia y cuando termina estamos en el mismo tiempo respecto del mundo. Porque ya está trazada, compuesta, elaborada, cuando se presenta ante la degustación del lector -si hablamos de literatura-. En ese sentido, tampoco está sujeta al Destino.

martes, 8 de agosto de 2017

El silencio es la muerte de los silencios, la palabra es la búsqueda del silencio, porque lo uno sin su complementario sólo es vacío. Así, el silencio es la linde que sutura hiatos microscópicos entre las palabras y los pensamientos para hacerlos inteligibles.

domingo, 6 de agosto de 2017

Recitaba, declamaba sus versos a la luz de la luna. Era una simbiosis de pradera y árbol a la vez que recogía los cantos de las estrellas. Era buena.

Mientras tanto, en la feria de barlovento...El pobre yacía en medio de desperdicios tras pasar una noche de suave claridad en aquel verano rojo.

Y sucedió que la poeta recogió sus bártulos verbales y se fue con la declamación a otra parte, más recóndita y oscura. Y el pobre, que la había olfateado, la siguió.

Del pobre y de la poeta nada más se supo. Se los había tragado la tierra. Tierra más infértil para la poeta que para el pobre, en cualquier caso.

Y los sembrados de hojas carcomidas por el sol cubrían las espinas de aquel banquete, que el pobre se había dado y la poeta había servido.

lunes, 31 de julio de 2017

Quien abre una novela, una buena novela, obtiene el mapa, contemplado a vista de pájaro, de algún territorio material o psicológico o sociológico. En el siglo XIX, época del narrador omnisciente, era el autor quien observaba desde las alturas de su cielo literario. En el siglo XX, el autor, cómodamente aposentado en tierra, se encuentra en estado de trance o de hipnosis y hace sucesivos viajes astrales y tiene luego que recomponer todo ese material medio delirante, véase Joyce o Faulkner. (Del siglo XXI hablaremos cuando habitemos en el siglo XXI y no en uno de los arrabales del XX).

viernes, 28 de julio de 2017

La floración del deseo se produce, muchas veces, tras el paseo por la mente de pequeños distractores que permiten burlar su atención para ser insolada por el foco adecuado. La inseminación ocurre "antes de" y sólo algunas veces, también después del disparadero del deseo.

jueves, 27 de julio de 2017

Si Dios es el placebo, la industria química que lo procese tendrá que estar situada en una isla desierta para que las aleluyas y salves no perturben el sueño de los vecinos.

martes, 25 de julio de 2017

Se puede dudar de la existencia de Dios, pero no al modo que se puede dudar de la existencia del bosón de Higgs, éste está sometido a los procedimientos del método científico y podemos asegurar que en un tiempo por determinar quedará zanjada la polémica sobre su existencia.

En cambio de Dios sabemos con certeza que nunca quedará zanjada tal polémica. Por regla general sabemos si un ente existe o no en nuestro mundo. Así no cabe la posibilidad para un ente que existe en nuestro mundo de que no exista en nuestro mundo y al revés. No es el caso de Dios.

Las propiedades son algo que se puede tener o se puede dejar de tener. La existencia no es una propiedad, es la condición de posibilidad para un ente de tener propiedades. Así, el ente “caballo” existe en nuestro mundo y se puede decir de él que es blanco o gris o moteado o saltarín o juguetón. Y el ente “unicornio” no existe en nuestro mundo y no cabe aseverar que sea blanco o gris o … salvo en algún mundo posible pero no en nuestro mundo.

¿Dios tiene propiedades? ¿Se manifiesta de algún modo? Es discutible. Unicornio para unos, caballo de batalla de nuestra mente, para otros...en cualquier caso, es un ente no domesticable.

sábado, 22 de julio de 2017

Todos empezamos simplemente siendo, lo que es algo sumamente desestabilizador porque conlleva la creación constante de mundos en los que habitar, que se agotan a cada poco. Por eso, preferimos devenir, siendo así recreadores de mundos preexistentes a nosotros que duran en tanto nos transformemos hacia lo que queremos ser. El mundo del ser es heroico, es el tiempo del mito también. El mundo del devenir es el de la primacía moral del deber ser, y es el tiempo del logos.

viernes, 21 de julio de 2017

El reloj siempre marcará la hora, perspicaz, como la brújula imantada señala al norte. Y siempre serán las doce a las doce y la una dentro de una hora y sucesivamente. Lo que plantean los relojes es el síndrome del desgaste del tiempo, pues el tiempo vuelve a comenzar irremisiblemente cada veinticuatro horas, pero, ay, algo mellado. Y con el polvillo del tiempo desgastado, que tiene cualidades mágicas, empieza una vida, y también termina. Hora nona, ¿por qué nos abandonas?

domingo, 16 de julio de 2017

La situación no era tan desesperada como para recurrir a medidas de fortuna, como abrir las ventanas y dejar que corriera el aire, se decía Juan. Aquí resistimos bien atrincherados y pertrechados de armas como ventilador y, último recurso, aire acondicionado.

La sensación térmica era abochornante pero de alguna extraña manera, soportable. Juan descorrió las cortinas y vio el edificio frontero, de empaque y piedra, sin ofrecerle a la vista ningún punto de ruptura para que, cual casa Usher, alguna porción de cornisa se viniera abajo. Ya se sabe que la dilatación de los calores puede acarrear desgracias.

La desgracia era lo que más temía, y a eso se aferraba para sobrevivir civilizadamente. "La Razón es la continuidad de los números", como hierofante de sí mismo, Juan recitaba antiguos mantras que le ayudaban a salvar, si no los muebles, sí la diosa Razón. Y es importante que ésta no sea desahuciada, se dijo, sudoroso y abanicándose con un ejemplar de revista atrasada.

Se dio pronto cuenta de que en su país eran adictos al calor, pero esta adicción, a diferencia de otras, no requería de oscuridad y putrefacción, como para el cultivo del champiñón, se decía, sino de paramentos que le protegieran de la luz solar directa. Y en eso estaba Juan, acaso buscando la felicidad del momento oportuno, y a punto, a punto, de bajar las persianas.

viernes, 14 de julio de 2017

En política, eternidad es otro nombre que se le da al Estado...("Se vende, en buenas condiciones de uso, por cambio en la orientación del negocio")

jueves, 13 de julio de 2017


- ¿Qué admiras?
- Puede que la versatilidad o la bonhomía de la Naturaleza en el trasunto floral que nos rodea, no lo sé, déjame admirar.

Y Javier Del Prado Biezma, continuó con la exploración de esos mundos interiores que tan fácilmente él sacaba a flote, a la luz de sus brillantes ojos, martilleando la experiencia con conciencia bien emprendedora.

Y mientras tanto...la luz tornasolaba los alvéolos florales, las inflorescencias se acomodaban al vagabundeo del día y se escapaban de la noche que ya llegaba.

- Que juegues bien, se despidió Javier.
Y Adán le siguió con la mirada mientras se refugiaba en su paraíso interior.

martes, 11 de julio de 2017


"Vivienda desocupada, funcional, ideal para ocupación inmediata, se ofrece a pandemias, palabros, requiebros y expósitos".

Letrero que campaba en la ventana de un segundo piso del barrio de las Letras de Madrid, donde es de justicia que se escriba con cierto arrobo, arritmia conjugada de duende quejoso, y hasta cambalache, propios del poso -y peso- de las manos que han arañado papel en los siglos que nos preceden y de los que tan envidiosos nos mostramos como para labrar ventanas a semejantes golpes surgidos de la tramoya de muchas vidas.

Me imagino a los ungidos de mucho amor -correspondido y no correspondido- acudiendo a la llamada de dicho letrero.

viernes, 7 de julio de 2017

El recorrido del tracto digestivo sirve para absorber nutrientes y excretar impurezas, pero también puede servir para calumniar al pan y a la carne que pasan a convertirse en otros compuestos, mientras nosotros, orondos, como quien no quiere la cosa, nos echamos la siesta. Nos maldicen silenciosamente los alimentos mientras son reconvertidos y cuando no queda rastro de su origen, exhalamos un tenue suspiro de satisfacción por el daño causado. Malas bestias...

martes, 4 de julio de 2017

Nos aferramos al Destino, con sus supuestos vaivenes, porque no queremos ver que el principio general es el de despojamiento, seguro y progresivo, hasta llegar a la nuda verdad.

lunes, 3 de julio de 2017

De esta vida sólo nos llevamos los errores (y alguna migajilla). Si se detrae la decisión de haberla vivido, tenemos la resultante que son todas nuestras vidas prestadas a los demás. Que han hecho con ellas de su capa un sayo, por supuesto.

sábado, 1 de julio de 2017

No hay manera de hacer que tu vida sea indolora. A menos de plantearte una sedación que convertiría tu vida en un quirófano, donde otros operen con ella.

jueves, 29 de junio de 2017

Así como el calendario es la reducción a dos dimensiones de la rotación y traslación de la Tierra alrededor del sol, así el bienestar es la reducción a dimensión humana del Destino cuando el mundo no se opone, o no demasiado, a la virtud.

miércoles, 21 de junio de 2017

El granero que guarda trigo y cebada alimenta a una población sostenible de cucarachas y ratones, mucho menos visibles las primeras que los segundos y también mucho más numerosas. Buscan a toda costa la autorregulación de su población para no sufrir castigos humanos tenidos por divinos. ¿Sería mucho pedir que nos acostumbráramos a su compañía y por animales de compañía las tuviésemos? Al comer pan, el campesino sabe que no se alimenta solo sino también a todas las criaturas que penden de esa cadena trófica, ungida por manos humanas. ¿Sabemos ser dignos de todos los que dependen de nosotros? Es signo de prudencia empezar por lo pequeño para llegar a lo grande...las cucarachas.

domingo, 18 de junio de 2017

El mar no gime sino que deja, se aleja oleaje, alcanza a sentir las aguas de todas las aguas. Advierte, Niceas, que la belleza no es única sino diversa, muy diversa, aunque sus líneas maestras se puedan amaestrar, por quien está en posesión de los genios de la lucha, en breves trazos. No alcanza más quien otea, sino quien declina, porque el declinar es una fuerza irresistible, que no deja de hacer oír su llamado a todos los hombres y las mujeres. Sé fuerte y contémplalo.

miércoles, 14 de junio de 2017


El recital de admoniciones y añagazas contenía varios de los tonos habituales de medias verdades y calumnias, golpes bajos y zancadillas, aderezado todo ello con sonrisas falsas y melifluos apretones de alma.

Era una representación en toda regla de los parabienes y quereres en aquella sociedad literaria, que tenía su sede en los bajos de una antigua caja de ahorros reconvertida tras la crisis.

Su sala de espejos era famosa entre los conocedores por sus aquelarres de imágenes reflejadas, metáforas vivas de los modos y maneras de los contendientes a sus justas de letras.

Las batallas eran rudos ejercicios de despellejamiento mutuo para a continuación echarse sal en las heridas. A carne viva, la tinta manaba.

"¡Buen signo!", "¡Buen signo!", asentían a coro los miembros, que más parecían la plebe sedienta de sangre de las decapitaciones públicas en guillotina durante la Revolución Francesa. Incluso se daban unas a modo de tricotteuses que enredaban en volutas de palabras, necias y tristes, a aquellos que se ofrecían como oficiantes del servicio literario.

No había salvación una vez atravesado el umbral, al modo del infierno de Dante.

Y ciertamente, como vivimos tiempos más felices y prudentes que el del Dante, nadie lo atravesaba. Era pues un reducto ocupado sólo por ecos de lo que alguna vez pudo ser y nunca fue.

Un no-lugar de un inmundo mundo que nadie conjugó jamás.


La descripción previa es un ejemplo de la posibilidad de exploración de las grisuras que median entre el ser y el no-ser, a la occidental manera y en un aporte de la literatura a la filosofía, sin presunción de inocencia por parte de la primera.
Si comparamos la filosofia con la matematica, vemos a un picaro español del Siglo de Oro contrapuesto a un ingenuo. La filosofia no es veraz mientras la matematica, si. Justificacion: si atribuimos 1 al ser y 0 al no ser, la ontologia -la teoria del ser en filosofia- deberia haber explorado sistematicamente el intervalo cerrado entre 0 y 1, con sus decimales. Cuando en realidad, si observamos a la mayoria de los filosofos, vemos una moneda lanzada al aire a cara o cruz.

sábado, 10 de junio de 2017

La civilización es que lo que viene después sea exactamente igual que lo que vino antes, menos la tasa de variación atribuible al caos. La libertad se genera desde la seguridad de que la roca que rueda pendiente abajo, como decía Spinoza, crea que se mueve por sí misma.

viernes, 9 de junio de 2017

Siempre somos seres imaginarios pues la imaginación no descansa y se toma como modelo a sí misma. Si no dejamos de imaginar nunca alcanzaremos la realidad a la que en forma hipócrita, a veces calificamos como "eterna" o "infinita": no queremos reconocer que no estamos listos para ella y la dotamos de esos atributos para emperifollarla patéticamente. Aquel que alcanzase a percibir la realidad, se quedaría ciego, sordo y mudo y ninguna simbólica Esfinge podría plantearle nunca más ningún acertijo.

lunes, 5 de junio de 2017

Agua que corre, no la has de beber.

Cuando este aserto se convierta, finalmente, en una verdad universal, habremos asistido al culmen de la civilización occidental y consiguientemente, al inicio de su rápida decadencia. Pues la clave de bóveda de la transformación del mundo será al tiempo su lápida sepulcral. Lo malo es siempre el paradigma de la virtud, no su límite, pues bueno y malo son una díada inseparable, y resaltan más los contrastes. Así, el último ser humano bueno será el que sepa distinguir con exactitud la maldad del agua corriente, por ejemplo. A continuación vendrán tiempos oscuros pero no exentos de ciertos brillos, como no puede ser menos.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Un genio, un auténtico genio, no puede ser reconocido pues nadie, nadie está a su altura y sus manifestaciones deben ser tan comprensibles por todos como el demótico proferido en medio de la plaza. Los que nosotros tomamos por genios son mediocres que miran por algunos instantes el prisma que descompone la luz divina.

lunes, 29 de mayo de 2017

Que la razón sueñe es muy positivo, pues el sueño libera las potencialidades del ser humano inoculándoles una febrícula. Pero cuando la febrícula se convierte en fiebre, entonces la razón no sueña sino que se agita en su prisión, ay, tan humana, y su aleteo deviene monstruoso.

domingo, 21 de mayo de 2017

Cuando se trata de decidir hay que tomar partido de la indecisión para arrinconar todas las variables en una mixtura unitaria que, al final, se confunde con el destino, con lo que sólo queda dejarse llevar. Este sabio consejo se lo oí a uno de los siete sabios de Grecia, el más escorado hacia los bordes del tablero, mientras hacía esfuerzos denodados por no jugar al siete rojo en la ruleta instalada en la gran nave de recreo que construyeron los astilleros de Pericles en el Pireo. El aconsejado no atinó sino a decir "Ozú, maestro, con la venia, yo no juego". Y los templos de Poseidón recibían sus sacrificios en la forma de cartas del bacarrá.

sábado, 20 de mayo de 2017

Hoy es San Pedro Celestino, ¿acaso la versión turca, y por tanto algo perversa, del Guardián de la (Sublime) Puerta del Paraíso? Esas serían las Delicias Turcas que Erdogan nos exporta para que al retozar en el más allá, sepamos quién es el dueño de los Estrechos pasos que conducen al cielo cristiano. Porque de todos es sabido que Turquía está en el bajo vientre de Europa y, ¿no es desde ahí de dónde se controlan los (otra vez, sí) Estrechos esfínteres que liberamos muchas veces en el Gran Paso a la Luz?
Consultad un calendario, consultad.

jueves, 18 de mayo de 2017

El trovador languidecía. Su dama ya no era fuente de inspiración para él. No entendía cómo había cesado el flujo amoroso que les unía en comunión espiritual. Pero fiel hasta la muerte, decidió que si el amor ya no era para él, viviría entregado a la guerra.

Entró en la compañía de un capitán de fortuna que por el camino pasó. Muchos lances le acompañaron pero en ninguno vio peligrar su vida. Empezaba a encanecer y el capitán le dijo con buenas palabras que más valía muerto que vivo.

Accedió entonces a un monasterio cercano, desempeñándose como monje lego y mientras ordeñaba a las cabras repasaba su vida, al ritmo sincopado de la leche que manaba de la ubre.

Comenzó a darse cuenta de que siempre le había faltado un verdadero ritmo interior, un pulso con el que sentirse en armonía y en paz. Repasando sus versos, no encontró nada que pudiera salvarse de la quema.

Entonces se sintió más libre y empezó, a escondidas, a chupar de la ubre de la cabra. Sintió que el espíritu del animal le poseía y desde esa noche durmió entre sus cabras, alegando la necesidad de protección del rebaño. Volvía a soñar, después de muchos años y creyó apaciblemente que el monasterio sería el lugar de sus últimos días.

La guerra, que ya no habitaba en su espíritu, pasó a morar en su paisaje vital y redujo a escombros su monasterio. La soldadesca dio buena cuenta de las cabras, después de violarlas.

Aquel trovador-soldado-monje languidecía y cuando murió, una pequeña cantidad de semen manchó su calzón. Quizá era un tributo que aún no había pagado a la música de las esferas, su último seno materno.

lunes, 15 de mayo de 2017

¿Qué se llevaría a una isla desierta un enfermo crónico? "Una industria farmacéutica".

sábado, 13 de mayo de 2017

En términos de política de andar por casa, el insomnio es la absolución del sueño porque te levanta la condena del despertador matutino. Que este sea un ejemplo de lenguaje falaz lo confirman sus consecuencias: si no quieres café, dos tazas.

martes, 9 de mayo de 2017

Los tontos embotellados saben mejor, porque cuando los bebemos sedientos siempre podemos pensar que estamos deglutiendo algún genio.

sábado, 6 de mayo de 2017

jueves, 4 de mayo de 2017

Tras una imprescindible reforma de la razón, emprendida por la generación de filósofos actualmente florecida, el negociado de la sinrazón vuelve a abrir al público. Horario de atención limitado: uno de cada dos latidos del corazón (porque más hubiera sido demasiado razonable).

lunes, 1 de mayo de 2017

Decían los ministros del XIX: " Dadme los reglamentos que desarrollan la ley y dejad al Parlamento que legisle". El reglamento es a la burguesía lo que la ley al monarca absoluto: la ocasión de mitificarse.

domingo, 30 de abril de 2017

La hidromiel se le administra a los dioses del olimpo en gotas: cada gota mide una fracción de su ocio, o, dicho de otra forma, de los mitos.

viernes, 28 de abril de 2017

Todos los perros tienen alma de perros ovejeros, porque circundan nuestros sueños, justo antes de que cerremos el ojo, cuando contamos ovejitas. Los perros de los perrunos lamen la cara o la frente, o ambas, de sus dueños y amigos, -que a veces se encuentran lejos de ellos-, para que den un último empujoncito a la última ovejita. Y los anti-perros echan el spray matamoscas a su alrededor, de jure o de facto -digo yo-, para que ningún ente animal les haga lagrimear. Porque justas lágrimas ya echan de por sí por privarse a voluntad de la compañía de los santos perros.

jueves, 27 de abril de 2017

- ¿Van llegando?
- Sin prisa, pero sin pausa
El portero abrió los portalones y entró un coche
- ¿Sabes quienes son?
- Los señores de R.
- Ah
- Sí...ya conocen la historia
- ¿El final?
- También
Poco a poco, a pie, a caballo o en coche, llegan.
La turbamulta comenzaba en el vestíbulo y se sucedía por todas las piezas de la casa.
Estaba tomada por el Carnaval.
La suerte sonrió a la paciencia y se estrecharon la mano, despidiéndose.


El incendio comenzó con un breve estallido de papeles quemados cerca de la chimenea. Se propagó por toda la casa y ninguno sobrevivió.
Pacientemente, la hija del portero había ido trenzando la trama.
- Nunca tuve suerte, se dijo, sorteando las brasas
Era coja y no podía bailar ni siquiera a escondidas. Eso la justificaba? Ella creía que sí.

miércoles, 26 de abril de 2017

De cómo una esperanza retrospectiva no puede hacer que María Antonieta vuelva a ser María Antonia (Marie... Antoinette, el femenino de Antoine, Antonio), o el canal de la Mancha, canal de la Manga (canal de la Manche)...porque una vez lo fueron, en la mente y la palabra de entendidos, o al menos no legos en la francesa materia. El destino de esas palabras, y de tantas más, está marcado, como las cartas marcadas del juego. ¿Se harán así todos los repóker de ases? me pregunto.

viernes, 21 de abril de 2017

Las tinieblas son sólo el pretexto para que amanezca ...Y la única luz que no deslumbra es la del alumbrado nocturno. Entre estos dos extremos oscila nuestra luz interior.

martes, 18 de abril de 2017

A oscuras o velado, ganaba más. Si es que hay una edad para el burka psicológico...

domingo, 16 de abril de 2017

¿Qué nos preocupa en este momento? Como siempre, la vida nos ocupa y nos hace compartir momentos y encuentros en comuniones más o menos afiligranadas. Pero nuestra existencia ¿tiene algún resorte secreto? ¿Algo que nos impele a obrar y a cesar en cada parcela que roturemos? Dudo mucho que hollando, encontremos nada. Somos entelequias y bichos malos. Presuposiciones y realidades negras, muy negras. ¿Las unas nos llevan a las otras? Derivamos sin rumbo fijo entre la Escila del poder ser y la Caribdis del hacer o comprender. ¿Somos un haz cortado o abierto al infinito? Confieso que he vivido, y he vivido mal y he vivido bien, pero no sé mucho más.

miércoles, 12 de abril de 2017

"Y no estoy hablando de ningún tipo de santidad sino del pedestre caso de quien se encuentra modestamente luchando por la vida y reconoce en sus sufrimientos una forma de generosidad.

La lucha por la vida también podría ser reformulada como la lucha por la generosidad. ¿Será ese el camino?"

domingo, 9 de abril de 2017

- ¡Atiende!
- ¡Vooy!
Se oye a lo lejos.
- ¿Sí, dígame? No...no es aquí.
- ¿Quién era?
- Número equivocado.
Y María pensó en la bola de la ruleta de algún casino que había caído en el piso de abajo, donde los Peláez malvivían su jubilación chata y arrimada al brasero.
- Al menos que tengan la ilusión, pensó.

viernes, 7 de abril de 2017

jueves, 6 de abril de 2017

No se puede dar sorpresas a la vida...sólo en ese sentido somos predecibles (y porque somos, sabremos, en una pescadilla que se muerde la cola). De alguna forma, estamos en la embocadura de algún punto de mira. Lo que no significa que haya nadie mirando del otro lado.

martes, 4 de abril de 2017

¿Cuál es la verdadera forma del cuerpo humano? Se llama mente. Se puede transformar o proyectar extraordinariamente en el presente, hacia el pasado o en el futuro. Es uno y muchos (todo lo que percibimos). Y debido a la manipulación que podemos hacer del tiempo, somos, seremos o hemos sido, el Universo.

Así se podría presentar hoy día el idealismo filosófico, de tan gran tradición en Occidente.

domingo, 2 de abril de 2017

Quién se acuerda de la sociedad de apuestas mutuas deportivo-benéficas (vulgo, quinielas de fútbol)? Si el nombre no tiene referente, al decir virtualmente: "faites vos jeux!", siempre ganará la banca? Quiero decir, al final todo es cuestión de sintaxis?

viernes, 31 de marzo de 2017

El resultado del sorteo fue tal que la nevera de dos puertas fue a parar al partido X con la intención de refrigerar al partido Y. El partido B´ aportó los cubitos de hielo y el partido Z enjuagó las pérdidas, previsibles, de la compañía eléctrica. Las elecciones, como siempre, nunca habían tenido lugar.




El ser humano juega a la inmortalidad. Como todo jugador, es perdedor. (¿Bueno o malo?).






Jugar a ser feliz es más importante que serlo.





Nuevas tecnologías...las nuevas tecnologías tendrían que ser el coche volador -mediante levitación-, los robots a lo Asimov, los viajes a Júpiter (cuando menos). Vamos con mucho retraso sobre el horario previsto de la ciencia-ficción. A todo esto, cuando caducó la ciencia-ficción, empezamos a quedarnos sin futuro? O quizá nos alcanzó la ola y morimos ya todos en el holocausto termonuclear, con lo que sólo nos queda un largo y tedioso presente interminable?




 
- ¿Seguro que somos?
- ¿Qué quieres decir?
- El ser satura el espacio, ¿cabríamos en nuestro ser?
- Mmm...¿y entonces?
- Somos vacío
- ¿Pero no pompas de jabón?
- No. Y el vacío perfecto es otra forma de llamar al ser, lo que no somos.
- Somos imperfectos, seguramente...
- Seguro, de ahí que podamos buscar la felicidad en nuestras vidas.

Y Crition y Peleas siguieron devanando al ser por lo menos, por lo menos, ad calendas graecas.




 Repetir una palabra o acción es el más primitivo de los rituales o fórmulas mágicos. A partir de ahí, todo es construcción de la humanidad: la naturaleza, las sociedades y cada uno de los seres humanos. Y todo cobra sentido, para que nada pierda su magia.





El mundo crea monstruos en la mente e imaginación, en razón directamente proporcional a la cercanía del hombre con la Tierra. Es como si nos infectara y surgiera un prurito o una inflamación. Lo que viene a manifestar algo apodíctico de por sí, la compatibilidad del hombre con el mundo, puesto que puede enfermarnos con su amor.




 La mente secuestra al mundo y le obliga a ejecutar malabares. Después, la teoría paga el rescate del mundo ya moribundo y le proporciona cuidados paliativos hasta que fallece. Pero el mundo resucitará tantas veces como quiera la mente.

sábado, 4 de marzo de 2017

- Para sentar cabeza definitivamente, hijo mío, lo primero que tienes que hacer es poner un laberinto en tu vida.
- Padre, ¿y qué ganaría en ello?
- Perderías el miedo a los errores, a las pérdidas, a los problemas por resolver.
- ¿Y así sería más feliz?
- ¿Necesitas una respuesta? Piénsalo bien.
El hombre caviló, bajó la testuz y holló con el pie en el polvo del camino.
- Llevas razón, ni quiero una respuesta, ni la necesito.
Su padre, ciego, apoyó su peso en el bastón blanco y se movió balanceándose suavemente, mientras tarareaba la canción de su amor.
Y luego, quedos los dos, reanudaron el camino.

jueves, 2 de marzo de 2017

La diosa Publicidad, cuya sintaxis y semántica son tan idiosincráticas, no acogería nunca en su seno a tal adjetivo (idiosincrático, digo), a menos que la soberbia pasara a ser un bien escaso.

martes, 28 de febrero de 2017

El mundo es un manicomio que es un laberinto que puede ser un manicomio. Si nos perdemos, seguro que llegamos antes.

domingo, 26 de febrero de 2017

Sentirse plenamente mortal es el fusible que te permite seguir viviendo sin sentir miedo a la muerte.

sábado, 25 de febrero de 2017

La agonía del vivir va pedaleando en bicicleta. Si se detiene, se cae y del trompazo se convertirá en un buen pasar... con suerte.

jueves, 23 de febrero de 2017

martes, 21 de febrero de 2017

La vida humana es el lugar donde intersectan la Eternidad y el tiempo. De ahí que para rescatarla de esa doble opresión, sólo podamos soñar.

domingo, 19 de febrero de 2017

Las crisis económicas son una cura de caballo para las calenturas de los mercados. No hay receta alternativa salvo los golpes de martillo que preconizan los comunistas. En ambos casos, evidentemente, la salud del enfermo no es lo primero.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Un desierto es el fósil de la mente de algún Universo que nos precedió. Sus innúmeros granos de arena miden el tiempo de sus pensamientos.

martes, 14 de febrero de 2017

La galleta cruje en la boca del Gran Jefe Sioux mientras contempla la manada de bisontes que se desplaza en la lejanía. Es un regalo del hombre blanco que quiere envolver su mente, y la de su pueblo, en una letanía de palabras y frases sin sentido evidente. El tratado de paz con los Sioux se firmaría y la producción de galletas caería drásticamente, así como la línea del horizonte de los bisontes. Ah, pero el chef que elaboró las galletas abrió restaurante en Bâton Rouge, con gran éxito de público.

martes, 7 de febrero de 2017

domingo, 29 de enero de 2017

Un aforismo puede devolverte el aliento, ahora bien, si no se produce una iluminación, aunque sea de modesto fuego de cámping-gas, se consume en sí mismo. Es bien cierto que el aforismo suele ser una verdad en equilibrio inestable.

jueves, 26 de enero de 2017

A más seguridad, menos libertad, entonces, ¿a más libertad, menos seguridad? Psicológicamente, no creo que ninguna de las dos inferencias resulte válida. A más libertad, más seguridad y a menos seguridad, menos libertad. Estas, sí...Y como el mundo se está psicologizando a marchas forzadas, puesto que consumir al individuo se vuelve la dieta más prescrita para todas las instancias de poder, paradójicamente, en una época de aparente reducción de las libertades individuales, la resultante subjetiva puede estar más cerca de la tercera y cuarta inferencia que he propuesto, que de las dos primeras.
Dar sentido a las cosas es marear la aguja de nuestro navegar. Como una brújula de la mente así es la mirada que da sentido.

miércoles, 18 de enero de 2017

Las mejores mentiras ocultan siempre grandes verdades, aunque no vengan mucho al caso. Precisamente por eso, por lo desviado de la relación entre mentira y verdad, hay que ser prácticos y asumir que la mejor diana no está pintada sino que se traza imaginariamente alrededor de la punta de la flecha caída. ¿Caída en combate o en sazón?

domingo, 15 de enero de 2017

La sentencia era firme y ejecutable de inmediato. Una vez nacido nunca supo de justicia ni de cordura. Aprendió a llenarse los bolsillos y a olvidarse de los descosidos. A las puertas de la muerte, recuperó en su memoria el viejo legajo de su sentencia: "Condenado a vivir". Empezaba a descorrerse la tinta. Y cuando quiso pronunciarla ya no sabía hablar. Los funcionarios de la justicia del Universo se dieron palmadas en el hombro, "caso cerrado".

sábado, 7 de enero de 2017

Los niños, esos locos bajitos. Los adultos, esos niños monstruosos que por no recordar bien como con cinco años caminaban con pasos de elefante se vuelven ahora elefantes y lo pisotean todo. Así, en la cópula, un Rey mago, heraldo de los sueños hechos realidad las mañanas del 6, tiene que barritar para no alterar el orden de las cosas.

jueves, 5 de enero de 2017

Contempló largamente la manada salvaje en la meseta rodeada de abruptos desmontes. Siempre supo que los caballos voladores tenían su nido en las alturas.

martes, 3 de enero de 2017

El ruido -descrito por la teoría de la información- es la información que todavía desconocemos.